Fondos de inversión en Factoring


Fondos de inversión en Factoring

El factoring es un procedimiento mediante el cual una entidad financiera especializada compra las cuentas por cobrar de una empresa representada por facturas negociables, asumiendo el riesgo de la cobranza. Estas transacciones han significado siempre oportunidades de inversión a un riesgo moderado, donde la información del pagador es más importante que la del emisor para tomar decisiones de tasa. Estas operaciones representan una forma de financiamiento para pequeñas empresas que brindan productos y servicios a empresas medianas o grandes, las cuales se financian con las pequeñas a plazos de 30, 60, 90 días en adelante, dejándolas sin capital de trabajo y que eventualmente solicitan préstamos comerciales a la banca.


Recientemente personas han entrado a comprar (invertir en) algunas facturas emitidas a medianas y grandes empresas asumiendo el riesgo de la operación, algunas con mejor desempeño que otras, pero en concreto han tenido que destinar tiempo para el análisis, investigación, y revisar criterios asignados por algunas empresas especializadas en ello.


¿Qué es un fondo de inversión en factoring?


Los fondos de inversión en facturas negociables son opciones confiables en el mercado donde varios inversionistas (partícipes o prestamistas) confían la administración, riesgo y desempeño de su dinero a profesionales expertos con el fin de generar una rentabilidad potencialmente mayor que la que obtendrían invirtiendo cada uno por cuenta propia. Al estar en manos especializadas y familiarizadas continuamente con clientes, facturas y performances, podrían tener mejores decisiones e información que les permita acceder a una inversión con riesgo moderado.


¿Qué diferencia la inversión en factoring de otras como los préstamos comerciales a pequeñas empresas?


La diferencia radica en el deudor. Cuando se invierte en un préstamo comercial (préstamo de persona a empresa con una rentabilidad pactada) el riesgo del crédito se centra en la pequeña empresa que solicitó los fondos, sin embargo, al invertir en factoring el riesgo de crédito se centra en la empresa más grande que adquirió los bienes o servicios de la empresa más pequeña.


Otra diferencia importante es el documento que garantiza la transacción, en un préstamo es un contrato con pagaré y eventualmente una hipoteca, bienes muebles o existencias, sin embargo, en el factoring, la garantía se centra en el título valor llamado factura, las cuales se encuentran anotados en un ente especializado en liquidación de los instrumentos valorizados en un país, los cuales son más fáciles de liquidar.


¿Por qué invertir en factoring?


La brevedad de los plazos junto a los retornos típicos de otras inversiones en instrumentos de renta fija (dependiendo del mercado, moneda y riesgo de la operación)

La empresa deudora son generalmente empresas medianas o grandes con un buen historial de pagos, por lo que hablamos de un riesgo razonablemente moderado.

Diversifica nuestras opciones de inversión en renta fija con un instrumento de mejor perfomance que un certificado de depósito de largo plazo.

Perspectivas de mercado de Factoring:


Se estima que al cierre del 2022 se negociarán más de un millón de facturas por un total de 25,000 millones de soles, lo cual representará un crecimiento de 12% en el monto negociado frente al 2021.

El número de facturas negociables se ha incrementado en 18% respecto al año anterior (2020), junto con ello el ticket promedio por factura durante el año 2021 es de S/25,900, un 15% menos respecto al promedio pasado. Lo que muestra un mayor dinamismo y aceptación por parte de las empresas del sector en utilizar este mecanismo de financiamiento.

Según cifras del gobierno peruano, las empresas de factoring pasaron de 11% al 23 % de participación en el mercado en los últimos cinco años. Esta herramienta financiera es posible gracias a las empresas de factoring, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Produce e instituciones como el Banco de Desarrollo del Perú (COFIDE).

Son más de 12.281 micro y pequeñas empresas (mypes) que se financiaron a través de las facturas negociables, representando el 82,9% del total de empresas que usaron este mecanismo. Estas mypes pertenecen a los sectores de Servicios, Comercio, Industria, Construcción, Agropecuario, Minería y Pesca.

Lima concentra 83,1% del monto negociado de las facturas negociables. Le siguen Callao, La Libertad, Arequipa, Piura e Ica.

En marzo de 2022, TasaTop ingresará al mercado de factoring de la mano con Blanco SAF, empresa con más de 10 años de experiencia en el sector para llevar más alternativas de inversión seguras a clientes que buscan diversificar sus inversiones con riesgo acotado. Esta alianza representa un hito importante para TasaTop en el mercado de inversiones local, llevando tasas competitivas a un sector que tiene un gran espacio de oportunidades.


Escrito por: Carlos Wong Vilchez
Edición: Alfredo Cardoso

Fuentes:

Facturedo

Inversión Simple

Prestamype

Tasatop

El Peruano

Anterior Siguiente