Competencia para captar y fidelizar clientes

En este mundo tan diverso y de cambios continuos, se ha identificado que no sólo basta tener presencia en Internet, navegar, comparar, investigar y qué producto o servicio es la mejor opción para una determinada necesidad; esto interpretado desde cualquier industria o mercado.

En el sector financiero se presenta una gran oportunidad para que los principales actores de este rubro se diferencien entre sus competidores acogiéndose a servicios financieros que faciliten la vida cotidiana del cliente, gracias a la disrupción tecnológica. Por ejemplo, ¿te has preguntado qué interés obtendrías por un ahorro, qué entidad financiera elegir y por qué?, y si deseas ir un poco más allá; ¿lo que te ofrecen en sus plataformas tradicionales es la mejor oferta del mercado?.

En tal sentido, estamos desarrollando y maximizando una plataforma, con un claro objetivo empresarial, brindar servicios financieros que se sirven de las últimas novedades tecnológicas para captar e incluso fidelizar a los clientes a través de productos y servicios innovadores, para que las entidades financieras no pierdan el protagonismo.

Europa, nos lleva muchos años de innovación y emprendimiento en el sector Fintech (vocablo que proviene de un término compuesto procedente del Inglés y que sale de unir la primera sílaba de las palabras Finance y Technology). Por lo tanto, Latinoamérica no puede quedarse en el camino o en proyectos e intentos fallidos para crear un ecosistema en donde las entidades financieras visualicen y sepan que su mayor activo e inversión será la tecnología y la utilización de algoritmos perfeccionados para atraer y retener clientes.

Las Fintech en el Perú están dando sus primeros pasos, y hay entidades que están abriéndoles sus puertas, confiando en que su rol es un chispazo para lo que se viene y deviene en este sector. Inclusive los de la banca tradicional apuestan por ella y están moviendo sus fichas para posicionarse claramente en esta metamorfosis del sector financiero. Sin embargo, creemos que aún es poco el esfuerzo porque no hay un canal, donde las entidades financieras puedan estar centralizadas para que exista un caldo de cultivo interesante de competencia, donde los pequeños, medianos y grandes serían escuchados por igual, a decisión y elección del cliente, actor que hace girar este gran sector.

Por: Dante León
AnteriorSiguiente